COSTUMBRES ODIOSAS DE HUMANOS EN EL PARQUE

Paseando el smartphone

Paseando el smartphone

Hay diversos tipos de humanos que no deberían tener perro, aquí van algunos ejemplos.

Humanos que gritan:
Pasean a sus perritos sin correa y para qué negarlo, estos amigos perros no tienen la menor intención de acudir al llamado de sus humanos, así que allí les escuchas gritando histéric@s el nombre de sus compañeros: “Puuuuuchiiii, ven acáaa”. Como si fuera poco haberles puesto ese nombre. Por lo general son mujeres.

Humanos antisociales:
Van paseando a su perro y si advierten que llega algún otro amigo cachorro al parque dan media vuelta y desaparecen jalando a su compañero entre los arbustos o por alguna calle hacia otro lejano lugar.

Humanos adictos al smartphone:
No despegan la vista o la oreja del teléfono y no les importa si su perro ya dejó un regalito en el grass o si está acosando a la perrita del vecino. No es extraño que le den la espalda a su propio perro hasta que se les ocurre que es hora de volver a casa. Solo podrían prestarle atención para tomarse un selfie, acto seguido les dan la espalda de nuevo. Deberían poner multa por atender el teléfono mientras paseas con un perro.

Humanos que dejan a sus perros morder:
Ya les ha pasado antes, pero no aprenden. Sus perros han mordido a otros perros o a personas, pero insisten en soltar a sus mascotas en el parque y culpan a los otros perros de provocar a su indisciplinado amigo. En países como Perú, no hay leyes para defenderse de estos malos humanos.

Humanos invisibles:
Son los que abren la puerta de la casa a sus perros y los dejan sueltos durante el día, para dejarlos ingresar de vuelta por la noche. No es necesario mencionar lo que ocurre con las heces y que sus perros preñan o quedan preñados constantemente. Otras veces comen veneno o son atropellados, robados, etc. En realidad deberían llamarse humanos irresponsables.

Humanos carceleros:
Los que tienen a su perro mirando la calle desde una reja, ventana o azotea. Los pobres se pasan el día ladrando a las personas, autos, pájaros y cualquier cosa que se mueva por aburrimiento. No conocen la sensación en las patas al pisar la calle. A veces se olvidan de darles de comer. Sin comentarios.

Humanos sobreprotectores:
Los que llevan a sus mascotas en coche de bebé al parque. Por lo general ocurre con los perros más pequeños. Pero se olvidan que hace les hace falta ejercicio, correr y oletear a otros perros.

También podemos hacer una lista de costumbres odiosas de perros, pero esa ya será para otro post :)

Imagen: Squishy face